Cuidado con los motivos del despido.



Un trabajador demandó a la empresa en la que se desempeñaba laboralmente por haber sido despedido a raíz de una enfermedad congénita (hidrocefalia) que padecía, no habiendo sido ésta detectada oportunamente en el examen médico preocupacional.


Reclamó a la empresa el pago de indemnizaciones por daño psíquico, daño moral, y terapia de apoyo, ya que la empresa fundamentó el despido en una supuesta reestructuración del área en la cuál se desempeñaba.


Cuando la causa en cuestión llegó a una instancia superior, los Jueces de la Cámara Laboral consideraron un acto discriminatorio la actitud de la empresa hacia el empleado que sufrió durante un tiempo problemas en su salud, debido a que éste, luego de recibir el alta definitiva y haber afrontando anteriormente dos operaciones de gran importancia, se reincorporó a sus tareas habituales.

Le dieron la razón en cuanto al resarcimiento por daño moral que debía recibir por parte de la empresa, rechazando sin embargo las indemnizaciones por daño psíquico y terapia de apoyo, porque el peritaje psicológico descartó la existencia de secuelas incapacitantes, como así también la asistencia psicológica.


Los magistrados concluyeron que la empresa no efectuó ninguna modificación en el sector en el cuál el trabajador cumplía con sus obligaciones, ni tampoco desvinculó a ningún otro empleado, no pudiendo explicar ni aún menos demostrar las razones por las que prescindió de un dependiente experimentado, no conflictivo, de buen comportamiento y predisposición para su trabajo.

Se permite la transcripción de esta nota siempre que sea íntegra y contenga un link a este Blog

No comments:

Post a Comment

Su comentario será revisado y publicado a criterio del autor del Blog.
Lo invitamos a ver otros temas aquí: http://deractivo.blogspot.com.ar/p/indice-de-publicaciones.html
Muchas gracias.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.