Mobbing: un enemigo silencioso.




¿Qué es el Mobbing?

El Mobbing (palabra de origen ingles que proviene del verbo “to mob” y significa “hostigar o acosar”) consiste en el acoso moral o psicológico que se da en el ámbito laboral, de una persona o grupo de personas sobre un tercero, en forma sistemática y prolongada.

El acoso moral se da generalmente en empresas y se nutre de la estructura vertical de los recursos humanos -es asímétrico-. Es decir, se basa en la desigualdad que genera la situación jefe (superior)- empleado (subordinado), ya que generalmente el acosador aprovecha su posición fente a la posición más débil de quien está a su cargo.

Así, para que exista mobbing debe darse una intención deliberada del empleador de afectar la integridad psíquica del trabajador mediante procedimientos ilegales o ajenos a una normal relación de trabajo y que atentan contra su dignidad.

Pero, además, esta situación no debe tratarse de un hecho aislado sino que debe tener una continuidad en el tiempo.


¿Cómo me doy cuenta si estoy siendo víctima de mobbing?

Si bien existe el mobbing entre pares, es decir de compañeros de trabajo del mismo rango, e incluso el mobbin ascendente (el menos frecuente), que es el que se produce desde el empleado hacia su superior, el más común es el descendente, que es el del superior sobre el empleado.

El accionar de quien acosa laboralmente es siempre gradual y extendido en el tiempo, pero siempre hacia un objetivo final: desestabilizar emocional y psicológicamente al empleado y lograr su renuncia. Por eso, tiene extrema importancia que seamos capaces de identificar lo antes posible si estamos siendo víctimas de mobbing. Ello nos permitirá tomar reaccionar para revertir la situación a tiempo.

Si estoy sufriendo acoso laboral, estoy padeciendo o he padecido una o varias de estas situaciones en mi trabajo:

  • Deterioran mi reputación a través de calumnias.
  • Me inducen a renunciar a través de amenazas.
  • Me sobrecargan de trabajo y/o me dan cada vez menos tiempo para hacerlo, culpándome luego de que no cumplí los objetivos.
  • Me atacan con amenazas, gritos, insultos, ya sea en privado o frente al resto de mis compañeros.
  • Me inducen solapadamente a que cometa errores graves.
  • Me dan cada vez menos trabajo sin explicación alguna.
  • Me aislan del resto de mis compañeros, evitando así cualquier contacto con ellos durante la jornada laboral.
  • Me acusan falsamente de cosas negativas que ocurren en la empresa.
  • Me atacan constantemente con críticas hacia el resultado de mi trabajo, mi aspecto personal, mi condición sexual, mi religión, etc.



¿Qué puedo hacer si soy víctima de Mobbing?

Lo primero es asumirlo. Es muy importante poder identificar que “algo raro pasa”, a través de la detección de las situaciones que ya vimos, u otras similares. Debo ser conciente de quién es la persona que ocasiona el acoso.

Debo dejar de estar solo. Es muy importante compartir lo que me pasa con los demás: familiares, profesionales y personas neutrales.

Debo tomar la decisión firme de defenderme: tratar de acudir a una instancia superior a quien me acosa, dentro de la empresa. Si esto no resulta, buscar ayuda legal.

Generalmente quien acosa se aprovecha de la baja autoestima que ya traía su víctima, o de la que la situación provocada le genera. Debo trabajar en recuperar la autoestima, si es necesario con ayuda de un profesional.


¿Cómo se encara judicialmente?

En nuestro país no existe todavía una legislación específica sobre Mobbing. La Ley de Contrato de Trabajo nada dice sobre este problema. Unicamente algunas jurisdicciones cuentan con algún tipo de normativa, pero referida solamente al sector público: la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Jujuy, Tucumán y Misiones.

Por este motivo, generalmente se encuadra al mobbing como injuria laboral.

No hay que perder de vista que, si bien el acoso siempre parte de una persona o grupo de personas, éstos son dependientes del mismo empleador y éste último es responsible por lo que ocurre en ese ámbito, motivo por el cuál es muy importante que se haya puesto al empleador en conocimiento de esta situación de manera fehaciente y que se lo haya intimado previamente a que tome las medidas necesarias para que el problema cese.

Si aún así la situación no cambia, la injuria laboral tiene entidad suficiente para que el trabajador se considere despedido y reclame la indemnización y demás rubros correspondientes al despido incausado. Así como eventualmente un resarcimiento por el daño moral ocasionado.


¿Cómo se prueba?

Para que el reclamo judicial sea efectivo, debo demostrar ante el Juez que el acoso existió, convenciéndolo mediante la prueba del mismo.

Cualquier medio probatorio es válido, pero no por eso deja de ser dificultoso.

Dado que todo acoso presenta detalles que pueden ser más o menos percibidos por terceros, reviste crucial importancia la prueba de testigos, aunque suele ser dificil que los compañeros de trabajo estén dispuestos a declarar contra su empleador.

La prueba documental también sirve, ya que muchas veces quien acosa, en su afán de destrucción deja rastros en papel que pueden aportarse en la causa.

No obstante, las caracteristicas de la conducta muchas veces solapada del acosador hace que los indicios y presunciones sean útiles para demostrar el acoso. Y estas pueden inferirse del relato de la víctima, de su acosador y de los testigos.

Conclusión.

Si soy víctima de mobbing debo ser consciente de ello, buscar asesoramiento legal y tomar medidas que empezarán por hacer saber al empleador lo que ocurre para darle la posibilidad de revertir la situación.

Si el empleador, siendo responsable, no toma medidas, tengo derecho a considerarme despedido y reclamar judicialmente la indemnización correspondiente, no sin antes evaluar minuciosamente con mi abogado las características del caso y la forma de probarlo.

Se permite la transcripción de esta nota siempre que sea íntegra y se incluya un link a este Blog.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.