Tienen en cuenta antecedentes desfavorables del trabajador para la procedencia del despido justificado



Al considerar justificado el despido dispuesto sobre el dependiente que fue encontrado durmiendo dentro de una fosa, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo tuvo en consideración los antecedentes desfavorables del trabajador, quien presentaba inconductas laborales previas.

En los autos caratulados “B. O. c/ Empresa Gral Urquiza SRL s/ despido”, la parte actora apeló la sentencia de grado que a efectos de justificar el despido dispuesto por la accionada tuvo en consideración los “antecedentes” que fueron señalados por ésta en la misiva postal por la que procede a denunciar el vínculo.

En cuanto al despido, la recurrente alega que la conducta de la accionada fue vacilante, debido a que ante hechos similares aplicó suspensiones o ni siquiera aplicó sanción alguna, por lo que el despido dispuesto ante este nuevo hecho se exhibe desproporcionado e intempestivo.

Los jueces que integran la Sala V consideraron que correspondía confirmar lo decidido en la instancia de grado, ya que el actor, quien se desempeñaba en el taller que posee la demandada, donde procede a lavar, reacondicionar, reparar y cargar gas oil a las unidades de transporte colectivo de larga distancia de la empresa accionada, había sido hallado durmiendo en el interior de una fosa, en lugar de estar cumpliendo con sus labores diarias.

Los magistrados remarcaron que “si bien el apelante dirige su queja a cuestionar el valor que pudieran tener los "antecedentes" del accionante por inconductas laborales anteriores para fundar el despido dispuesto, lo cierto es que aquellas faltas existieron y fueron reconocidas por aquél, sin que resulte obligatorio para la empresa tener que observar siempre similar conducta ante reiterados y similares incumplimientos de su dependiente”.

En tal sentido, los magistrados explicaron que “la actitud de cierta tolerancia observada por la empresa ante hechos similares del actor demostró su clara voluntad de intentar mantener vigente el vínculo laboral en cumplimiento con lo normado por el art. 10 RCT y el principio de buena fe (art. 63 RCT), circunstancia que evidentemente no fue recíproca por parte del trabajador que ante faltas cometidas y sancionadas incluso gravemente, reiteró sus inconductas como la que desencadenó su despido”.

En la sentencia del 31 de octubre del presente año, los jueces remarcaron que “más allá de los antecedentes poco favorables para el demandante, lo cierto es que ha quedado acreditado en autos la última de sus inobservancias, haberse quedado dormido dentro de una fosa del taller que supuestamente tenía que limpiar, extremo que fue reconocido por el trabajador aunque intentó justificarse alegando haber sufrido un desvanecimiento por el efecto de los vapores del thinner utilizado para la limpieza del lugar”.

A ello, la mencionada Sala añadió que “este último aspecto no pudo ser probado por el trabajador, mientras que conjuntamente con el reconocimiento efectuado por el actor de la documental adjuntada por la empleadora, sumado a los testimonios vertidos por G. (fs. 162) y por I. (fs. 165), - que no fueron impugnados a su hora - quedó acreditado que aquél día fue hallado el Sr. B. en el interior de la fosa durmiendo en lugar de estar cumpliendo con sus labores”.

La mencionada Sala concluyó que ello “sumado a los restantes incumplimientos (haber sido hallado durmiendo en el interior de un ómnibus de la empresa, haberse presentado a trabajar en estado de ebriedad, haber guiado erróneamente a un chofer y producirse un choque, impactar una unidad contra una carreta, dejar el pico de gas oil abierto y producir que se derramase el combustible), tornan a la denuncia del vínculo efectuada por la patronal ajustada a derecho (art. 242 RCT)”.

Fuente: abogados.com.ar

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.