Sólo cinco letras... increible pero real...




  • El siguiente es un caso real que surge de la causa "Laino Humberto Horacio c/ Aerolíneas Argentinas S.A. s/ pérdida/daño de equipaje" 


Un señor viajó por Aerolíneas Argentinas. Cuando llegó a destino faltaba su equipaje (una valija). Al hacer el reclamo ante la empresa, ésta reconoció su responsabilidad en el hecho y le ofreció una indemnización.


El pasajero recibió el dinero y firmó el correspondiente recibo. Al hacer esto, se le ocurrió escribir la palabra "APELO".

Como desde un primer momento él consideraba que el valor del contenido de su valija perdida era mayor que la indemnización abonada por la empresa y que esta indemnización no compensaba el mal momento que él había pasado, decidió iniciar acciones legales contra la aerolínea.

Cuando el pasajero presentó la demanda, la empresa contestó con una "excepción de transacción", que significa que le dijo al Juez que, habiendo el pasajero aceptado el dinero ofrecido por la empresa, no tenía derecho a seguir reclamando.

El Juez entendió que la empresa tenía razón y falló a su favor, denegando lo que el pasajero pedía, pero este apeló esta decisión.

Así fue que la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal decidió que si el pasajero, al estampar su firma en el recibo que le extendió la compañía añadió la palabra “apelo”, atendiendo a las circunstancias personales, de modo, tiempo y lugar, refleja que para éste el pago recibido era insuficiente, y que a través de ese agregado estaba expresando su disconformidad en cuanto al menor importe allí recibido, por lo que consideraron admisible la apelación del pasajero.

Si bien los jueces rechazaron el reclamo de daño material porque el pasajero no pudo probar el contenido del equipaje ni su valor, hicieron lugar al pedido de indemnización por daño moral, considerando que “la desaparición del equipaje, fue motivo de cierta mortificación o disgusto, que debe ser resarcido como daño moral", sumando a ello “la desazón que debe haber significado dicha desaparición y los inconvenientes que el pasajero debió enfrentar”.

Y todo esto gracias a una simple palabra de cinco letras puesta en el momento y lugar oportunos.


Se permite la transcripción de esta nota siempre que sea íntegra y contenga un link a este Blog

No comments:

Post a Comment

Su comentario será revisado y publicado a criterio del autor del Blog.
Lo invitamos a ver otros temas aquí: http://deractivo.blogspot.com.ar/p/indice-de-publicaciones.html
Muchas gracias.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.