Las injurias graves como causal de divorcio



Las llamadas injurias graves comprenden hechos o expresiones verbales, escritas o gestuales que producen un menoscabo o afectación en los sentimientos hacia una persona, teniendo en cuenta su educación, su posición social y económica, entre otros factores.

Siempre implican un comportamiento realizado con discernimiento, intención y voluntad. En otras palabras, se realiza un acto voluntario que se traduce en una actitud agresiva de uno de los cónyuges hacia el otro, contraria a los deberes u obligaciones que existen en el matrimonio.

Jurisprudencia reciente ha determinado que para comprobar la culpabilidad de uno de los esposos por esta causal no es necesario que las injurias se den a través de hechos estridentes como pueden ser las agresiones físicas o verbales, sino que la desatención, el descuido, la indiferencia en la convivencia diaria, entre otros motivos, pueden según las circunstancias provocar las injurias requeridas por la ley como causal de divorcio.

En este sentido, se ha concluido que la ley no exige que el hecho injurioso sea de particular gravedad, sino que, en caso de que las ofensas o injurias sean leves, su reiteración haga imposible la vida en común entre ambos cónyuges.

Se permite la transcripción de esta nota siempre que sea íntegra y se incluya un link a este Blog.

No comments:

Post a Comment

Su comentario será revisado y publicado a criterio del autor del Blog.
Lo invitamos a ver otros temas aquí: http://deractivo.blogspot.com.ar/p/indice-de-publicaciones.html
Muchas gracias.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.