Asi se debe proceder al llegar el momento de jubilarse.



En la Argentina, para poder jubilarse, los hombres deben haber cumplido los 65 años de edad y las mujeres los 60 años, aunque éstas pueden prorrogar ese momento hasta los 65. También es posible jubilarse al haber alcanzado los 30 años de trabajo con aportes a la seguridad social.

Pero llegado este momento, ¿cómo debe proceder el empleador y qué debe hacer el trabajador?

Cuando el empleador verifique que el trabajador ha cumplido uno de los requisitos para jubilarse (edad u aportes) debe enviarle una carta documento intimándolo a comenzar los trámites jubilatorios ante el organismo de seguridad social y además debe entregarle los certificados de servicios que serán necesarios para que el trabajador pueda iniciar dichos trámites.

La relación laboral se extinguirá en el momento en que al trabajador le sea concedida la jubilación o cuando se cumpla un año desde que recibió la carta documento en la que el empleador lo intimó a jubilarse, lo que ocurra primero.

A partir de ese momento, el empleador no tiene más obligaciones para con el trabajador. Es decir, no está obligado a darle trabajo ni a abonarle el sueldo.

Si bien no está obligado, nada impide en que se mantenga la relación laboral con posterioridad a la obtención del beneficio jubilatorio.

En ese caso, si se extinguiera posteriormente la relación laboral por despido el empleador estará obligado a abonar al trabajador la indemnización por antigüedad, que se contará desde la obtención del beneficio jubilatorio y no desde el inicio de la relación laboral.---

Hagamos contacto!

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.