Se resbaló en el baño de un local y la indemnizaron con $85.000




Salir de compras a un shopping, cenar en un restaurante, ver una película en el cine, entre otras opciones, suelen ser ocasiones de esparcimiento que, generalmente, van acompañadas de una sensación de bienestar.
Pero todo el mundo sabe que nadie está exento de las fatalidades. Los accidentes ocurren en cualquier momento y lugar. Subiendo una escalera, tropezando con un escalón, patinando dentro de un sanitario.

Y esto último fue lo que ocurrió en un reciente caso que llegó a los tribunales. Una clienta se resbaló en el baño de un McDonald´s a raíz de un charco de agua que había en el piso. Como producto de la caída sufrió una seria lesión en su cadera que la obligó a hacer rehabilitación aunque, aún así, las secuelas le quedaron de por vida.

En este escenario, demandó a la firma y el reclamo, incluso, llegó a la Cámara Nacional Civil. Los magistrados evaluaron los hechos y hasta dónde le cabía responsabilidad a la cadena de comidas rápidas. Y más allá de que no pudo probarse que la clienta hubiera consumido algún producto en el establecimiento, la Justicia ordenó indemnizarla con $85.000.


Los hechos ocurridos

Ninfa Benítez Gómez estaba cenando con su marido en un local de McDonald´s. En determinado momento, ingresó al baño del establecimiento pero, desafortunadamene, se resbaló a causa de un charco de agua que había en el piso lo cual le produjo una importante lesión.

Si bien fue inmediatamente asistida por un sistema médico privado contratado por el local y trasladada hasta un Hospital, el diagnóstico igualmente fue poco alentador: se había quebrado la cadera.

A raíz de ello, tuvo que permanecer en reposo absoluto durante un mes y soportar varios meses más en rehabilitación. Pese a ello, los médicos le indicaron que las secuelas físicas perdurarían de por vida.
Tras todos los padecimientos sufridos, y luego de evaluar los hechos, tanto el Juez de primera instancia, como la Sala K de la Cámara Civil, no dudaron en responsabilizar a McDonald´s y, además, a la empresa aseguradora por lo acontecido.


El Juez de primera instancia consideró que no se encontraba acreditado que la víctima hubiera adquirido en el local algún producto.

No obstante, entendió que, una vez que el potencial consumidor ingresa a un local, la responsabilidad del empresario es contractual.
Y esto es así dado que se presume que la persona entró al establecimiento con la intención de convertirse en consumidor propiamente dicho, correspondiéndole al demandado la prueba en contrario.
Es decir, para la Justicia, el empresario debía responder no sólo por los daños que pudieran causar los dependientes sino también por los bienes de su propiedad o guarda.

Así las cosas, la empresa, en su condición de dueña o guardiana del local, para eximirse de responsabilidad o disminuir la que se le atribuyera, debía acreditar la culpa de la víctima, o de un tercero por quien no deba responder o el caso fortuito, lo cual no pudo demostrar.

La víctima, lo único que tuvo que probar fue se había caído y la existencia del charco de agua, lo que convertía al suelo en una "cosa riesgosa".


Frente a ello, la compañía alegó la culpa de la víctima. Sostuvo que, de encontrase probada la existencia de un supuesto "charco de agua" en el piso del sanitario, ello habría sido producto del actuar de la propia víctima quien al higienizarse sus manos abrió la canilla provocando el derrame del agua al suelo.
Además, la firma señaló que el local comercial cumplía con las correspondientes medidas de seguridad. En este sentido, describió que el piso de los sanitarios era de un material especial para evitar que sea resbaladizo.

Y agregó que la limpieza de los pisos del lugar se realizaba con lampazo, lo que impedía el derrame del líquido, y que se ponían carteles de color amarillo advirtiendo a los usuarios del local para que tengan precaución.

Sin embargo, ninguna de estos argumentos sirvió para torcer la decisión de la Justicia, al entender que resultaban insuficientes para tener por acreditado que la caída de la Sra. Benítez se habría producido por culpa de la víctima.

Por esta razón, McDonald´s apeló la sentencia pero sin éxito.
Para los camaristas, no fue determinante si la clienta había o no consumido algún producto en el local como para validar los hechos, dado que consideraron que la cadena de hamburguesas permite el uso de sus sanitarios no solo a quienes compran sus productos sino a toda persona que ingrese a ese único efecto.
Y señalaron que la responsabilidad generadora del deber de indemnizar debía ser valorada en la esfera de la responsabilidad que le cabía a la empresa.

En este sentido, adujeron que existía un factor de responsabilidad objetivo. Vale remarcar que los factores objetivos de responsabilidad admitidos por la ley, tanto en el ámbito contractual como extracontractual, son, entre otros: la garantía, el riesgo, la equidad y el abuso del derecho.


Por lo tanto, los jueces remarcaron que, además de las obligaciones propias del contrato o servicio que se pretendía dar, existían otras denominadas de seguridad, accesorias, en virtud de las cuales el deudor (en este caso McDonald´s) debía velar que no recaiga ningún daño a la persona o eventualmente a los bienes de su contratante.


Este deber, de custodia abarca en su contenido prestaciones tales como la vigilancia del local, la remoción inmediata de obstáculos que hagan peligrar la circulación de los comensales, la remoción inmediata de elementos extraños que se depositen, que los pisos no sean resbaladizos, y haya señalización adecuada y toda otra medida que dentro del deber de custodia pueda caber a los efectos de resguardar la seguridad de los usuarios.

Por los argumentos expuestos, la Cámara Nacional Civil condenó a la empresa a resarcir a la clienta en concepto de incapacidad física y psíquica por un total de $60.000 y en concepto de daño moral por la suma de $25.000.

Fuente: Iprofesional.com
La trascendencia del caso no sólo se limita a un local de comida rápida. Mismas situaciones y mismos resultados judiciales son esperables en cines, shoppings, centros comerciales y cualquier negocio al que se ingrese como potencial consumidor.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.