El "mobbing" da lugar al reclamo por daño moral.



El trato que los superiores brindan a sus empleados se ha convertido en un factor clave dentro de las compañías; pudiéndole ocasionar al trabajador un daño sobre su salud, y consecuentemente podría considerarse despedido. Por lo tanto, es probable que el dependiente no solo reclame una indemnización por despido sin causa, sino además un resarcimiento especial por el perjuicio sufrido; aún cuando la enfermedad no esté incluida dentro del marco de las enfermedades profesionales establecidas en la ley de riesgos de trabajo, los jueces podrían condenar a la empresa a abonar una compensación al trabajador. Es importante destacar que el acoso laboral o “mobbing” tiene como dificultad la acreditación de los hechos relatados por el trabajador, dado que no existe una ley que regule tal situación, cobrando relevancia en este punto las pericias médicas.
Hace poco, la Justicia ordenó indemnizar por daño moral a un empleado que se consideró despedido con fundamento en el ejercicio abusivo del "ius variandi", (facultad que tiene el empleador de alterar unilateralmente las condiciones del contrato trabajo), debido a que le cambiaban constantemente sus condiciones laborales, y en la falta de reconocimiento e incorporación de sumas percibidas como remunerativas., como también la falta de reconocimiento e incorporación de las sumas percibidas como remunerativas, y como consecuencia había sufrido un pico de estrés laboral. El Juez de Primera Instancia condenó a la empresa a abonar la indemnización por despido sin causa y al resarcimiento por daño moral.
Cuando se llegó a una instancia superior, los camaristas confirmaron que existió un ejercicio abusivo en el cambio de condiciones laborales por parte del empleador; remarcando que la empresa incurrió en una irregularidad laboral al no registrar algunas sumas percibidas por el trabajador en concepto de reintegro de sus gastos, quedando justificado la decisión del empleado.
En cuanto al rubro del daño moral, los magistrados indicaron que el dependiente sufrió el hostigamiento psicológico llamado “mobbing”, padeciendo un trastorno por estrés post traumático que incidió en su vida privada, ocasionándole incapacidad laboral, y obligando a la empresa a resarcir al trabajador en los términos del artículo 1078 del Código Civil que establece que “la obligación de resarcir el daño causado por los actos ilícitos comprende, además de la indemnización por pérdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a la víctima”. De esta manera, ratificaron el monto de la condena en concepto de daño moral.
Se permite la transcripción de esta nota siempre que sea íntegra y se incluya un link a este Blog. 

No comments:

Post a Comment

Su comentario será revisado y publicado a criterio del autor del Blog.
Lo invitamos a ver otros temas aquí: http://deractivo.blogspot.com.ar/p/indice-de-publicaciones.html
Muchas gracias.

Suscribirse por mail

Ingrese su e-mail para recibir las publicaciones (es gratis!)

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Como se hace un reclamo laboral? Click aquí.